Skip to main content

Las personas y la máquina

A nuestros empleados les debemos nuestra alta calidad y nuestra capacidad de innovación.

Cada máquina es tan buena como as personas involucradas en su fabricación. La perfecta armonía entre tecnología y técnicos es dónde se esconde el secreto de la calidad de WEBER, calidad que se aprecia desde el desarrollo de la extrusora hasta el servicio que ofrece a lo largo de toda su vida útil. Sin embargo, nada de eso sería posible sin la pasión ni la experiencia de los empleados de WEBER.

Su campo de trabajo es, al igual que las máquinas que fabrica WEBER, extremadamente complejo. Por ello, esta empresa apuesta sin lugar a dudas por especialistas en tecnología, servicio o gestión.

En aras del desarrollo sostenible de grandes expertos, WEBER pone espe- cial énfasis en la formación: de entre los 370 empleados actuales, 45 son apren- dices. Y es que WEBER es una empresa global que asume una gran responsabi- lidad por la región en la que ha nacido y por sus habitantes; pues una gran parte de los jóvenes que trabajan en la empresa vienen de Kronach y de la Alta Franconia. Esta empresa familiar está dispuesta a ofrecer a sus empleados perspectivas a largo plazo y los aprendi- ces y los formadores están sentando las bases para tal fin. Durante los tres años de formación, se convierten en personas de contacto permanente y transmisores de conocimientos especializados que asumen una responsabilidad importante para el futuro de la empresa.