Skip to main content

Calidad Made in Germany

¿Qué pueden esperar los clientes de un fabricante de máquinas alemán? Por supuesto, calidad y fiabilidad. Pero “Made in Germany” para WEBER significa todavía más. Para esta compañía alemana, este sello es una promesa a sus clientes. Cada extrusora WEBER se diseña y fabrica en Alemania. El servicio WEBER asegura una puesta en marcha perfecta y una producción permanente y eficiente después de la entrega.

La estructura regional y familiar incide de forma significativa en la identidad de WEBER. Al mismo tiempo, es una garan- tía de calidad para los clientes en todo el mundo: WEBER cede el desarrollo de las nuevas tecnologías exclusivamente a sus propios expertos. Para este propósi- to, dispone de un centro técnico interno donde las nuevas creaciones se prueban, se perfeccionan y, finalmente, se lanzan al mercado.

 

El cliente en primer plano

Los clientes cumplen una función esencial. El contacto estrecho con ellos, con sus deseos y sus exigencias los sitúa en el centro de atención de cada nuevo desarrollo. Como resultado, nuestros clientes, que pertenecen a diferentes sectores de la industria, reciben extrusoras que cumplen con los más altos estándares de calidad, rendimiento y eficiencia.

Gracias a esta tradición y al compromiso por innovar, WEBER se ha convertido en uno de los proveedores líder de extrusoras. Sin embargo, este nombre no solo es sinónimo de ingeniería alemana; sino que desde hace tiempo se ha convertido en un símbolo de la calidad “Made in Germany”.